Minería responsable

Minería responsable

El modelo de extracción minera se ha impuesto, ¿Conocemos las consecuencias que esta decisión trae al ambiente y al futuro de los países que lo siguen? Sabemos que las consecuencias son diversas y profundas: conflictos de tenencia de la tierra, actores ilegales, armados y el conflicto social que se genera, demanda creciente por el agua, contaminación de fuentes de agua y suelos, daños al suelo, a las poblaciones más vulnerables y cambios permanentes en la vida y en el paisaje de los colombianos.

En Colombia  la Contraloría estima que desde 1990 hasta el 2011 se habrían generado 10.000 millones de toneladas de escombros y residuos rocosos potencialmente contaminantes y en el caso del Oro cerca de 4.300 millones de toneladas de escombros rocosos y colas o relaves en un periodo de menos de 30 años, y con la preocupante liberación de especies químicas tóxicas como el arsénico a partir de la arsenopirita asociada con el oro dentro del yacimiento.

 

¿Qué hacemos en nuestros países para asegurar la remediación? Nuestras prácticas deben incluir la presión por proteger nuestro ambiente con medidas que aseguren la mejora de los suelos, la intervención permanente para remediar e investigar para obtener cada día mejores técnicas en remediación. El primer paso es conocer el efecto que tiene la minería legal y la ilegal en nuestro ambiente. Conocer las áreas afectadas es nuestra responsabilidad.

 

 

Si usted desea más información, suscríbase a la página y solicítenos información

Dejar comentarios

Traducir »